jueves, 30 de diciembre de 2010

¿Sabes cual es esa sensación? Si, esa que tienes cuando te sientes vacío, sin fuerzas, sin saber hacia donde ir, y también sin saber volver… Soledad.Como cuando un niño pequeño se suelta de la mano de su madre en un sitio donde hay mucha gente, y de repente, no la ve. La busca, la busca entre la gente, desesperado, buscando encontrarse con su mirada en algún momento, la busca cara por cara, cuerpo por cuerpo… Busca algún detalle, que la identifique, que la convierta en esa persona que el busca, en esa persona que el necesita para estar seguro.
Y de repente…¡plaf! Se cruza con su mirada, esa mirada que buscaba, que necesitaba encontrar. Entonces el niño pequeño se siente tranquilo, seguro, se acerca a su madre y le
coge la mano con fuerza y en ese momento piensa; no voy a soltarla nunca más.

Ahora, te diré que yo soy ese niño, y esa mano eres tú. Cualquier día que busco y busco entre la gente, intentando no verme sola, intentando encontrar a esa persona que me devuelva la sonrisa… apareces tú. Tan sencilla, tan natural, tan como tú eres.




Ndr.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Seguidores

Y sin más la vida va y viene, viene

Y sin más la vida va y viene, viene
y va como los jodidos trenes ...

Muy

Muy
perfectos.