martes, 24 de mayo de 2011

¿tienes la solucion o eres parte del problema?

Me he preocupado tanto por el bienestar de los demás, que he acabado por olvidar el mío propio. Supongo que la única culpable soy yo, por pensar que conozco bien a la gente, confiar demasiado en ella, y esperar "demasiado" de alguien. Porque siento que cada día que pasa un amigo mas sale de mi vida. Porque aunque ni mi cabeza, (ni mi corazón) saben soportar esta situación, se que las personas que me rodean también tienen una historia y algún problema que les consume por dentro lentamente, y que por esa razón no puedo permitir que yo simplemente sea un motivo mas por el que preocuparse, si es que alguna vez lo han hecho. Simplemente quiero que las personas por las que alguna vez he dado algo, me devuelvan un poquito de lo mismo aunque solo sea por un minuto en un día. Necesito alguien que comprenda que estoy sola en medio de un montón de gente.
Cada día me decepciono a mi misma, me prometo todas las noches levantarme con una sonrisa y fingir que nada me afecta lo suficiente como para terminar dejandome por los suelos de una vez por todas. Y sin embargo, a la hora de la verdad, la impotencia se apodera de mi, y sin poder evitarlo, se inundan mis pupilas una vez mas. Y así día tras día, siguiendo la misma aburrida y agotadora rutina. Me esfuerzo por seguir siendo fuerte, pero de repente, como si me pisaran, me vuelvo de cristal, y me rompo en miles y miles de pedacitos, pedacitos que nadie esta dispuesto a recoger...



240511 Ndr.

2 comentarios:

  1. Gran entrada la de ayer. =) Me gusta. Supongo que es porque me pasa a menudo. Es frustante que des y no recibas lo esperado, pero es así. Aunque tú nunca podrás decir que no has puesto de tu parte, que no has dado a los demás. No es culpa tuya, eso desde luego.
    Todo mejora cuando menos lo esperas.
    Un saludo! ;)

    ResponderEliminar
  2. eso espero, que mejore dentro de poco
    y siento el retraso!!
    un beso :D

    ResponderEliminar

Seguidores

Y sin más la vida va y viene, viene

Y sin más la vida va y viene, viene
y va como los jodidos trenes ...

Muy

Muy
perfectos.