lunes, 9 de mayo de 2011

Siete.

Cambias tu forma de pensar con el paso del tiempo, tu forma de actuar, de vestir, cambias de colegio, de casa, cambias los lugares a los que salir, cambias tus planes, tu peinado, el color de tu habitación, el orden de los cojines de la cama... al final te cansas de ver siempre lo mismo, te cansas de la monotonía y quieres cambiarlo todo de un día para otro, piensas en teñirte el pelo de un color llamativo, o de vestirte de rojo y rosa, porque no le encuentras sentido a nada de lo que haces día a día, no encuentras nada divertido en lo que pensar para que los días se te hagan más llevaderos, y entonces sin saber como; aparecen.
Los culpables de que te duela la barriga de reír, hablo de los responsables de hacer de momentos aburridos los mejores de tu vida, los que se inventan escusas en los momentos malos para sacarte de casa, los que si hiciera falta te acompañarían hasta el fin del mundo, los que te demuestran que eres un tanto importante en sus vidas y te dan razones para levantarte cada mañana con una sonrisa.


Ndr.

1 comentario:

  1. ¡Qué lindo!
    Esas personas maravillosas por las que uno daría el alma y la vida..

    ResponderEliminar

Seguidores

Y sin más la vida va y viene, viene

Y sin más la vida va y viene, viene
y va como los jodidos trenes ...

Muy

Muy
perfectos.