domingo, 27 de marzo de 2011

¿Tal vez deberíamos madurar?

Yo creo que no… Los niños aprecian todo de manera especial, se sorprenden por todo. La vida es una sorpresa en sí. ¿Por qué no deberíamos aprovecharla? Vivirla sin contemplaciones, sin pensar en el que dirán. Sin pensar en nadie. Sólo en ti y en las personas que te importan.
Los niños viven el amor de una manera distinta ¡Besos sin miedo! ¿Tan difícil es qué suceda esto? Tal vez Peter Pan hizo lo correcto vivir en el país de Nunca Jamás donde nadie crece sigue viviendo cada día con sorpresa. Esa es una verdadera vida. ¡Qué listo Peter!
Vive como un niño disfrutando de cada segundo.

Nkob.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Seguidores

Y sin más la vida va y viene, viene

Y sin más la vida va y viene, viene
y va como los jodidos trenes ...

Muy

Muy
perfectos.